viernes, 4 de marzo de 2011

Soledad y yo.

viernes, 4 de marzo de 2011
Hace mucho tiempo se me indico que me quedara aquí, siempre en el mismo lugar
se suponía que a alguien debía esperar...

Comenzaron a pasar los años, y nadie llegaba
pero aun así no perdía la fé, esperaba y esperaba

Yo estaba... en un mismo lugar, en cual se me indico que me quedara
veía a las personas pasar, pero no les decía nada

en realidad para mi todas ellas no me interesaban
a mi solo me interesaba una sola...

A pesar de que nadie llegaba, aun así mantenía la esperanza
sabía que no me podían defraudar
sabía que algún día debía de llegar...

Entonces...

Vi de repente una sombra que se acercaba lentamente
todo mi ser se animo completamente.
Es curioso porque por no haber pronunciado ninguna palabra por tanto tiempo
había olvidado como hablar...

Intente comunicarme pero no sabía que decir
pero esforzando un poco las palabras comenzaron a salir...

- "Hola!"
- "Cómo estas?"
- "¿Te acuerdas de mí?"
- "Me pediste que esperara en este lugar..."
- "...y así lo hice"

No entendía porque no me quería responder
Con una mirada fría me ignoraba
misma mirada que no alcanzaba a ver
pero aun así, la sentía dentro de mi alma

Como si dirigiera su mano, golpeándome la cara
en vez de que fuera palma y me acariciara
como antes así solía ser...

- "¿Me escuchas?"
- "¿Porqué no te acercas?
- "¿Porqué no me dejas verte?"
- "¿Porqué...?"

¿Porque?, no comprendía mi mente
tanto tiempo habiendo pasado juntos
que en la memoria se desvanece...

Por ella no me moví de este lugar
Por ella deje el tiempo pasar
Por ella no me interesaba nada más
Por ella no volví a amar...

No me quería acercarmele, me moría de la pena
Me asuste un poco ver que me estaba rechazando
Sin embargo me arme de valor y fui a verla
me di cuenta que era mi propia sombra con la que estaba conversando...

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Poemas de Amor De una Mente enferma. © 2008. Design by Pocket